Sin categoría

Santo Domingo de Guzmán fundador de los dominicos

Santo-Domingo-de-GuzmanPor José Omar Tinajero Morales

Consultor y especialista en el tema de historia de la Orden de Predicadores

A finales del siglo XII y principios del XIII, la Iglesia pasó por una profunda crisis debido al alejamiento de la pobreza y la predicación. En este contexto surgieron las órdenes mendicantes que vinieron a reformar a la Iglesia desde dentro. San Francisco de Asís fundó la Orden de Frailes Menores y santo Domingo la Orden de Predicadores, que se convirtieron en una nueva etapa de la evolución mística.

Primeros años de Domingo de Guzmán

Domingo nació el 24 de junio del 1170, en la villa de Caleruega (provincia de Burgos), del reino de Castilla. Sus padres fueron Félix de Guzmán y Juana de Aza, tuvo dos hermanos uno se llamó Antonio y el otro Manés. Fue bautizado en la parroquia de Caleruega que pertenecía a la diócesis de Osma. Su mamá era devota de santo Domingo de Silos, razón por la cual le puso el mismo nombre a su hijo.

A los seis años fue enviado a estudiar Gumiel de Izán con su tío el arcipreste Gonzalo de Aza. A los 14 años dirigió sus pasos al célebre Estudio General de Palencia, donde brilló por su tenacidad, ya que aprovechaba el tiempo al máximo e incluso se pasaba las noches insomne leyendo .

Inicios de la vida clerical de Domingo de Guzmán

En el año de 1190 Domingo entró al estado clerical. Hizo válido su beneficio canonical en Osma logrando el diaconado, subdiaconado y la ordenación sacerdotal. De 1194 a 1195 se hizo cargo de la cátedra de Teología en Palencia y a partir de 1198 formó parte del cabildo de Osma llegando a ser subprior.

Dos viajes realizados a Las Marcas en 1203 y 1205 cambiaron su vida al darse cuenta de la necesidad de predicadores que fueran a evangelizar a los cumanos en Europa Oriental, a los cátaros en el sur de Francia y a los sarracenos en España y el norte de África.

La evangelización de Languedoc

El papa Inocencio III había fundado en 1204, un movimiento llamado la Predicación de Jesucristo, encabezado por los monjes cistercienses para reconciliar a los albigenses. Posteriormente envió al obispo de Osma Diego de Acebes y a Domingo para apoyar esta tarea. Los recién llegados cambiaron la estrategia y el método de evangelización, retornado a las enseñanzas de Cristo pobre y predicador por medio del reglamento de Montpellier en 1206.

El asesinato del abad Pedro de Castelnau complicó la situación de la región e Inocencio III convocó a una cruzada contra los albigenses que fue dirigida por Simón de Montfort, quien obtuvo el triunfo el 12 de septiembre de 1213 en la batalla de Muret.

Nace una orden dedicada a la predicación

Domingo fundó en Prulla en el año de 1206 un monasterio para mujeres conversas. Al año siguiente, después de la muerte de Diego de Acebes y del maestro Raúl, Domingo fundó la Santa Predicación, movimiento que se extendió por Fanjeaux, Prulla, Toulouse y Carcasona, logrando atraer a la fe católica a varios cátaros.

En junio de 1215 el obispo de Toulouse llamado Fulco aprobó en su diócesis la orden de Domingo y a fines del año fueron juntos al IV Concilio de Letrán. Domingo se entrevistó con Inocencio III quien aprobó de palabra la nueva comunidad con la condición de que escogiera una regla ya establecida, siendo la elegida la de san Agustín. Al año siguiente Domingo regresó a Roma, Inocencio III había fallecido, pero su sucesor Honorio III confirmó la orden el 22 de diciembre y en enero le puso el nombre de Orden de Predicadores.

 

Últimos años de santo Domingo de Guzmán

Domingo de Guzmán extendió su orden por buena parte de Europa: Italia, Francia y España. En 1220 convocó al primer Capítulo General, en el que se redactaron las costumbres y se definió el carisma de la orden. En 1221 se celebró el segundo Capítulo y se fundaron las provincias para lograr una mejor atención regional.

El 6 de agosto de 1221 murió Domingo de Guzmán y fue canonizado por Gregorio IX en 1234 por la bula Fons Sapientiae. Domingo sigue alumbrando con su tea por medio de sus frailes dominicos, quienes llevan una luz de esperanza por medio de la mística y la evangelización para dar a conocer a Jesucristo.

cursos-onlineiconografia-cristiana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s