Religión Católica/Sin categoría

San José el patrón del silencio

Por José Omar Tinajero Morales

Especialista en iconografía cristiana

En la Edad Media el culto al padre adoptivo de Jesús fue relegado y será hasta el siglo XIV, cuando empieza adquirir importancia y para el siglo XVII se encontraría en su pleno esplendor, de ahí que la iconografía de san José fuera muy prolífica desde entonces.

Las fuentes que se cuentan para conocer la vida del patriarca de la Iglesia son los evangelios, el protoevangelio, el relato apócrifo de Santiago, La historia de san José el carpintero, escrito en copto; La leyenda dorada de Santiago Vorágine, por citar sólo algunas.

Difusores del culto a san José

Entre los grandes difusores de la devoción de san José encontramos a Juan Gerson quien escribió el poema Josephina; entre los dominicos tenemos los escritos de Juan Taulero, san Vicente Ferrer, san Álvaro de Córdoba y especialmente los de Isolanus quien redactó la Suma de los dones de san José.

Sin embargo, la Orden Carmelita, será la que más ha extendido la devoción de san José, es conocido el gran aprecio que le profesó santa Teresa de Ávila a este gran santo por los favores recibidos. De hecho formuló lo que podríamos llamar la omnipotencia suplicante de san José, es decir, que así como Cristo lo obedeció en la tierra, ahora sigue cumpliendo sus deseos en el cielo, por lo que todo lo que se pida a Dios por intercesión de san José y sea bueno para el alma seguro se alcanzará. Así comentaba santa Teresa, que todo lo que le había pedido a este santo lo había logrado.

El Tercer Concilio Mexicano celebrado en el año de 1555 nombró al padre adoptivo, virginal de Jesús, patrón de la ciudad de México, debido a los constantes terremotos y truenos que se sentían en la capital novohispana.

Privilegios de san José

Hay varias versiones sobre el significado del nombre José, uno dicen que quiere decir “Dios me ayuda”, lo cual coincide con su vida, ya que El Señor estuvo siempre presente animando y fortaleciendo a la cabeza de la Sagrada Familia para cumplir con su delicada tarea. Otros comentan que José significa “acrecentarse“, lo que también corresponde con la semblanza del padre adoptivo de Jesús, quien fue adelantando cada día más en las virtudes. Todos estos títulos elevan la figura de José, siendo el santo más grande que ha existido tanto en gracia como en gloria.

Gersón y Suárez señalaron que san José presenta tres privilegios: ser santificado desde el vientre; el haber sido confirmado en el Espíritu Santo y el no tener apetitos de la concupiscencia.

Linaje de san José

José era de la familia de David, descendía tanto de la línea de Nathán como de la de Salomón. Por la costumbre del levirato tuvo dos padres Helí y Jacob.

El levirato es una costumbre hebrea que consiste en que cuando una mujer queda viuda, entonces el hermano del esposo debía ocupar su lugar. Así Helí murió sin tener hijos y su hermano Jacob tuvo que casarse con su cuñada, de esta unión nació san José. Por lo que Helí fue el padre legal y Jacob el natural, lo que coincide con lo escrito en los evangelios.

José tuvo un hermano que se llamó Cleofás quien se casó con una mujer llamada María, quienes tuvieron a Simón, Santiago el Menor y Judas Tadeo, que en la terminología occidental de parentesco serían los primos de Jesús. En evangelio dice que eran sus “hermanos”, porque en la nomenclatura aramea no existía el término primo. Así que no se debe de confundir, ya que José y María sólo estuvieron al cuidado de Jesús.

Patronazgos de san José

A san José se le conoce como el esposo virginal de María y padre adoptivo de Jesús. También se le identifica como el “Santo del Silencio”, porque no expresa ninguna palabra a lo largo del Evangelio, cuestión por la que es considerado como modelo de contemplativos, hay una oración que dice: “San José patrón de la vida interior enséñanos a callar y a sufrir”. De tan insigne varón también se podría decir la frase de san Ignacio de Antioquía: “Más vale callar y ser, que hablar y no ser.”

San José es considerado como modelo de servicio y caridad, patrono de los padres de familia y los trabajadores por estar al frente de la Sagrada Familia y cumplir con su deber acertadamente. Su fiesta se celebra el 19 de marzo y es considerado patrón de la Iglesia.

Iconografía de san José

San José es de los santos cristóforos porque aparece con el Niño Dios, como san Antonio de Padua o santa Rosa de Lima. La vestimenta de san José es verde con amarilla. La iconografía tradicional lo pone como gente ya grande y la iconografía renacentista lo representa joven. El bastón florido o la flor blanca son sus elementos diagnósticos. Generalmente se observa formando parte de la Sagrada Familia.

cursos-onlineiconografia-cristianajose-omar-tinajero-morales

 

Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s